Consejos para crear una tienda online y vender por Internet

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recomendaciones muy obvias (quizás no siempre) que debe seguir una tienda online - Parte 1

Algunos consejos para no perder una venta por mala usabilidad o por generar desconfianza

A menudo, en el mundo del ecommerce y en la creación de tiendas online y su gestión, se quiere correr antes de aprender a caminar. Es decir, antes de asegurar la usabilidad y generar confianza en el público objetivo y los clientes potenciales, se priorizan estrategias de marketing digital muy específicas. Léase estrategias de posicionamiento SEO, PPC, redes sociales… para atraer posibles visitantes interesados ​​en los productos o servicios.

Ojo. Estas estrategias tendrán muchísima importancia. Sin embargo, su impacto puede ser minimizado (léase «perder dinero») por muchas razones. Por ejemplo, una web con una pésima usabilidad, listados y páginas de producto mal resueltas o un método de compra complejo penalizan los negocios por Internet. Esto debemos tenerlo muy claro si queremos crear una tienda online y vender por Internet.

Resumiendo. No podemos abrir las puertas de nuestra tienda online a los clientes potenciales si no estamos convencidos de que vamos a persuadirlos para que compren. Es decir, es un error invertir en atraer tráfico web para incrementar las ventas por Internet si nuestra tienda online va ahuyentar a los clientes.

Para no caer en este error a la hora de montar una tienda online y gestionarla, podemos tener en cuenta algunas consideraciones. Quizás te parezcan muy obvias, pero no lo son tanto si nos fijamos en determinadas webs de venta de productos y servicios a nivel mundial.

En todo caso, no pierdes nada por seguir leyendo. Si ya las aplicas en tu tienda online, felicítate y céntrate en subir el listón para vender por Internet más que nunca. Sino, toma nota para situarte en un punto de partida en condiciones de igualdad con tus competidores.

Cuida el diseño web y no siembres el caos

Cuando montes tu negocio en Internet y emprendas la aventura de vender online asegúrate de cuidar mucho el diseño de tu página web. Te recomendamos optar por un diseño web muy limpio, donde el uso de elementos como los colores y las tipografías estén en su justa medida.

Además, es conveniente no destacarlo todo. Acabarás por no destacar nada, y crearás una sensación de caos que no invitará a la compra, sino todo lo contrario.

Usa imágenes sugerentes

Difícilmente alguien comprará nada en tu tienda online que no le llame la atención. Esto pasa en las tiendas físicas y también en las webs de ecommerce.

Por este motivo es importante que las imágenes tengan muy buena calidad (de contenido también, no sólo de pixels). También es recomendable que tengan unas dimensiones que, sin caer en exageraciones, permitan ver cómo son los productos y servicios que ofreces. Para los detalles (en algunos productos es muy importante) incorpora funcionalidades como la lupa.

Además, piensa que determinados productos, cuyo uso puede ser complejo o no haber quedado claro, necesitarán algo más. Por ejemplo, imágenes auxiliares o incluso vídeos que resuelvan las dudas que puedan plantear.

No vendas únicamente productos, vende ventajas

A la hora de vender por Internet es muy recomendable prestar atención a la descripción de los producto o servicios. No hablamos sólo de evitar faltas de ortografía, sino de incluir descripciones detalladas, que aporten información diferencial respecto a las que proponen tus competidores.

De hecho, es recomendable dar un paso más. Sitúate en el punto de vista de tu cliente potencial y adelántate a posibles objeciones. ¿Cómo? Traduce las características de cada producto o servicio en ventajas, otórgales un valor añadido diferencial.

Además, no olvides la utilidad que pueden tener herramientas como los comparadores de productos. Son muy útiles especialmente en aquellos casos en los que la decisión de compra dependerá de las características de cada producto. En este sentido, no temas generar dudas en el comprador. En muchos casos, le ayudarás a decidirse.

Guía al comprador por tu tienda online

  • Ten muy en cuenta la navegabilidad a la hora de crear tu tienda online y vender por Internet. El camino hacia la compra debe estar bien indicado.
  • Muestra claramente la información (precio, descuentos, opciones, costes de envío…) y los call to action que lo conducirán a la compra.
  • Piensa en ayudar al cliente potencial a que entienda fácilmente cuál es el orden por el que se rige tu tienda. Siempre es mejor si este orden coincide con su esquema mental.
  • Adelántate y destaca lo que seguramente está buscando, ese producto exclusivo, nuevo o de temporada.
  • Si dispones de muchos productos, opta por una buena herramienta de filtro, con las diferentes categorías y número de productos disponibles para cada una de ellas.
  • No olvides dotar tu tienda online de un buscador potente. El usuario agradecerá encontrar fácilmente lo que está buscando. En este sentido, puede ser útil que el buscador le sugiera algunas opciones mientras escribe la palabra de búsqueda.
  • Piensa también en la posibilidad de que el usuario no encuentre el producto que quería. Para estos casos, diseña una página que le invite a seguir navegando, ofrécele alternativas, como productos destacados o enlaces a otros apartados de tu tienda online.
  • Y recuerda (ya lo hemos dicho), condúcelo a la acción con el precio, descuentos, opciones, botón de compra… bien visibles. Sugiérele cuáles son los pasos (los menos posibles) hacia la conversión.

Pónselo fácil a tu cliente potencial

En una venta online es muy importante allanar el camino del cliente cuando ya ha decidido adquirir el producto o servicio. Emplea formas de pago de pocos pasos o de un solo paso (one step check out). Y ofrece distintos métodos de pago (tarjeta de crédito, Paypal, transferencia bancaria…).

Por otro lado, evita formularios complejos. Pide únicamente aquellos datos necesarios y proporciónale la ayuda que necesita.

Genera confianza en tu tienda online, antes, durante y después

En un negocio online, toda información que aporte seguridad al usuario será bienvenida.

  • Sitúa bien visible la posibilidad de contactar contigo (teléfono, chat online…).
  • Crea una página en la que pueda conocer los detalles de tu empresa.
  • Explícale la política de envío y las opciones de devolución.
  • Muéstrale valoraciones de los usuarios.
  • Destaca los sellos de confianza con los que cuentas.

En resumen, reduce al mínimo la sensación de riesgo que puede rodear una compra online.

Y una vez el cliente haya comprado en tu tienda online, infórmale con detalle de cómo evoluciona su pedido. Haz que perciba que ha sido un acierto escoger tu negocio. Recuerda que es más sencillo prolongar la relación comercial con un cliente (compras futuras) si has satisfecho sus expectativas.

Para terminar

Estas son algunas recomendaciones básicas que deberías tener en cuenta a la hora de crear tu tienda online y vender por Internet. Hay muchos otros consejos sobre ecommerce que abordaremos más adelante, en entradas posteriores de nuestro blog.

Como te decíamos, muchas de las consideraciones que hemos comentado hasta ahora podían parecer obvias. Pero, precisamente por este motivo, las recordábamos. Porque hoy en día su ausencia no puede estar justificada en ninguna web de ecommerce.

En resumen, cuando crees tu tienda online para vender por Internet, asegúrate de resolver la usabilidad de tu web, persuadir al cliente y generarle confianza.